Sobre la solidez

Independiente venció 1 a 0 a Lanús en el partido de vuelta de los 16°avos de final de la Copa Sudamericana y pasó de ronda cómodamente con un resultado global de 3 a 0.

Independiente desarmó a Lanús en los 180 minutos de la serie por Copa Sudamericana, lo convirtió en un equipo impreciso e impotente, no le permitió avanzar en el campo. Quedó la sensación en el ambiente que el partido de vuelta, esta noche en Avellaneda, estuvo de más: Lanús jamás encontró las armas para intentar levantar el 0-2 que había recibido en la ida como local, y que no haya podido articular en ningún momento el juego mostrado en el primer semestre del año fue exclusivamente por virtudes de Independiente.Empieza a observarse un patrón en los últimos cuatro partidos del equipo y el mismo es basar su fortaleza en la presión, en no permitir jugar al rival, en la solidez.

Lo pudimos ver en ambos partidos con Lanús y en las primeras dos fechas del Torneo Local, como si el partido iniciático del ciclo de Milito con la derrota vs Defensa y Justicia hubiera sido una fuerte advertencia: ese día se vio un equipo gélido, pétreo. Hoy resulta todo lo contrario, los 10 jugadores de campo cumplen un rol en la presión desde la salida del rival, lo van molestando, desgastando. Esta presión en bloque hace que el rival llegue esmerilado a tres cuartos de cancha y eso permite que Figal, Cuesta y Tagliafico, los tres en un alto nivel individual, se luzcan con cierres y cruces certeros y precisos.

Adicionalmente los centrales de Independiente anticipan y salen jugando con soltura y clase, elementos que te brinda la confianza además de la pericia individual. Toro Rodríguez y Ortiz están cortando y jugando y si bien, esta noche a Independiente le faltó articular en ofensiva con un Barco poco participativo y las puntas con Benítez y Rigoni desconectados del resto, al equipo le alcanzó con una llegada en el primer tiempo donde Benítez con un disparo seco cruzado daba por resuelta una serie que ya parecía estar finalizada desde antes.

Independiente es un equipo que genera poco por ahora, le falta generar pequeñas sociedades en ofensiva y un poco de explosión individual, pero le generan mucho menos aún (estos últimos cuatro partidos Campaña fue casi un espectador) algo que a priori parecía complicado lograr ya que Independiente venía jugando hace 18 meses casi con la misma defensa (salvo el número 2 que fue rotando) y los errores conceptuales e individuales eran comunes en casi todos los partidos. En este aspecto clave resultó el ingreso de Campaña al equipo, un arquero que le brinda seguridad a sus compañeros, algo que se había perdido con el Ruso Rodríguez.Queda el saldo de seguir mejorando la articulación de juego, que los marcadores de punta progresen correctamente en el campo de mitad de cancha hacia adelante (hoy Toledo se hizo expulsar tontamente con la serie resuelta) que haya mayor circulación de pelota en la mitad de la cancha y que los delanteros mejoren sus rendimientos individuales.

El ciclo de Gabriel Milito recién comienza y ganarle con autoridad al campeón es una bocanada de aire fresco a los compromisos que se vienen por delante.

Acerca de admin 65 Articles
Redactor en MasRojo

46 Comments

  1. Your style is really unique in comparison to other folks I have read stuff from. Thank you for posting when you have the opportunity, Guess I all just book mark this page.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*