Super-no-liga

Otra vez Independiente deja escapar puntos por falta de eficacia.

El envión anímico de lograr el pase a Semi de Copa Sudamericana no le alcanzó a un Independiente que, a pesar de haber jugado mal, despilfarro numerosas chances de gol ante un Belgrano inofensivo.

La tarde comenzó mal para el Rojo, el Pirata lo empujó los primeros 15 minutos contra el arco a fuerza de poco fútbol pero mucha actitud.

El Rojo aguantaba las embestidas con Amorebieta en buen nivel pero no lograba mantener la posesión.

Cuando pudo acomodarse en el campo, el equipo Holan produjo algún que otro momento de fútbol pero sin poder apoyarse en los encargados en la materia: Benítez y Blanco.

Para los momentos finales de la primera etapa, Independiente tuvo las más claras: una no definición de Fernandez y una abajo del arco de Moreira. Marcador en cero y a los vestuarios.

La segunda etapa siguió el rumbo de la imprecisión. A pesar del ingreso de Meza por Blanco, las asociaciones no aparecían y la pelota era prestada por ambos en el medio.

Así y todo, el Rojo seguía teniendo chances pero Fernandez seguía sacando pelotas del estadio.

Belgrano también tuvo las suyas, flojos partidos de Moreira y Gutiérrez quien se redimió en un cierre providencial casi desde adentro del arco.

Luego entraron Gigliotti y Alan Franco y de este salió el centro que Albertengo no pudo soplar cuando lo encontró en soledad dentro del área chica.

Independiente no pudo aprovechar ninguna de las oportunidades. Otro empate ante un rival accesible que lo posiciona lejos del lote de arriba y desnuda que la falta de pericia es su mal mayor. Notoria baja en la producción futbolística, quizás por el recambio en la mitad de la cancha.

Deja tu comentario