El factor Gaibor

Lo pidió Holan, o se postuló Gaibor, o su juego lo trajo, o se mandaron mensajes, o se sintió identificado con el equipo que levanto la última Sudamericana y pidió venir, o lo acercó algún intermediario. Lo cierto es que Fernando Gaibor, ecuatoriano, de 26 años, mediocampista, enganche, es la incorporación que más expectativas despierta. Quizás por su rol, quizás por sus videos, o tan solo por el hecho de ser quien llevará la 10 en la espalda.

 

Son insoslayables las condiciones del jugador, figura en el Emelec y partícipe principal en los últimos cuatro títulos del club. Es innegable, sus actuaciones le dieron la chance de ser citado a su Selección.

 

A lo Bochini, desde su debut en 2010, desarrolló su carrera en un solo club. En una misma liga, que supo dominar a la perfección pero que, sin lugar a duda, no puede compararse con la liga argentina. Más allá de cuál sea superior, ambas ligas difieren en intensidad, competitividad, roce y niveles de exigencia y presión.

 

Desde lo posicional, quizás Gaibor sea un jugador a pedir del entrenador. Puede ser doble cinco con vocación ofensiva, puede ser extremo, puede ser volante con sacrificio y también enganche. Tiene pase entre líneas y pegada. Puede darle a Holan lo que Nery Domínguez no le pudo dar.

 

Ahora ¿Será ese el lugar que tendrá? ¿Será el doble cinco con intención de 8/10? Contra Colón lo probó poquitos minutos, pero lo paró ahí.

 

¿O puede ser el mejor socio de Meza, en esa línea de tres que para Holan atrás del 9? Con su pase entre líneas y su criterio, fácilmente pueden intercambiar posiciones con el correntino y poner al 9 de cara al arquero en dos toques.

 

También dependerá del partido, porque el DT mira mucho al rival y mueve sus fichas de acuerdo al error ajeno.

 

Gaibor se dice un jugador trabajador, que entrena, que se prepara.  Esa puede ser la clave para acomodarse en un sistema como el de Holan que demanda sacrificio, entrega y precisión.

 

El presidente del Emelec, Nassib Neme, dijo que si juega de enganche se desaprovecha el potencial verdadero del jugador. Por ahí anda también Holan que lo sabe un jugador de mucho recorrido, “de área a área”.

 

En lo que va de este semestre, el nivel futbolístico de Independiente no viene siendo el mejor (con la excepción de los 15 minutos ante Central). Hay muchos atenuantes para esto y todos válidos. Quizás por esta merma se ponga el ojo en quien pareciese el más adecuado para colaborar en recuperar el volumen de juego.

 

¿Habrá tiempo para que la adaptación de Gaibor se cumpla?

 

Fernando Gaibor tiene todo para demostrar y nada para perder. Por el contrario, Independiente habrá rifado nuevamente la 10 si otra vez quien la viste no rinde como manda la historia.

 

 

Foto: Prensa CAI Oficial

Deja tu comentario