Armar al nuevo Independiente

El entrenador continúa buscando la formación ideal.

El mercado de pases empieza a mostrar las primeras consecuencias. No por lo que llegó, si no por lo que se vendió. Y no tanto por los nombres propios en sí, si no por la funcionalidad que las características de esos jugadores le daban al sistema.

El exitoso sistema que Holan del semestre pasado se apoyó en una formación / alineación que se abrió camino basado en las características de los jugadores del plantel.

El doble cinco no fue por elección del entrenador si no por rendimiento y resultados. En su momento, Diego Rodríguez y Nery Domínguez se adueñaron a la fuerza del mediocampo cuando la idea original del DT era que Nery funcione como único volante de recuperación y el Torito emigre a préstamo a otro club.

Moldeó también jugadores con éxito (tirando a Barco al extremo) e intentó sin resultado reubicar a otros (caso Meza de doble cinco).

Más tarde llegó Domingo para intentar nuevamente con un solo recuperador y el Torito se metió solo en el once.

El equipo fue encontrando su identidad albergado en un sistema, pero construyéndose a sí mismo desde las características de los componentes.

Tras este último mercado de pases, las fibras más delicadas de la formación se vieron alteradas. Las salidas del extremo más explosivo y más desequilibrante, junto con la del capitán y referente del fondo, dejaron un vacío que no puede, hasta el momento, ser ocupado por ninguno.

Desde que arrancó este semestre, vemos un Independiente que va probando ideas, alineaciones, formaciones en función a lo que le sienta más cómodo a cada jugador. Siempre bajo el mismo sistema pero a sabiendas que algunas piezas de ese funcionamiento anterior no podrán ser reemplazadas.

Vimos línea de tres, de cuatro, doble cinco, un solo cinco, doble enlace, dos extremos, dos delanteros, y seguiremos así hasta que se dé con esa combinación que funcione. Es claro que llegaron jugadores con distintas características individuales y quizás sean más acordes a la idea más propia del entrenador.

Probablemente la defensa sea el mayor foco de atención, así como también la mitad la cancha.

Habrá que darle tiempo a Holan y habrá que darle tiempo a los nuevos. Lo que no podrá suceder es que el equipo no siga en el camino del Compromiso, la Actitud y la Identidad.

Deja tu comentario