SUSTO PARA EL BOCHA

El maestro Ricardo Enrique Bochini estuvo unas horas en observación, un susto nada más. Fuerza Bocha.

Indudablemente que los golpes de la partida de seres queridos deja alguna secuela. Y los últimos días y semanas fueron movilizantes para el Bocha. La pérdida de amigos y compañeros como Rubén Glaván y René Houseman le dejaron un vacío y también un susto.

Tal como contó el periodista Ricardo Fioravanti el maestro pasó por una clínica de Ezeiza. “Bochini está bien. Se sentía mal y lo de Galván y Houseman lo asustó. Se hizo unos estudios en el Hospital de Ezeiza. Ya le dieron el alta”.

Deja tu comentario