Las claves del Independiente 5 - Central 0

Independiente desplegó un fútbol de primer nivel en el Libertadores de América. Se vio un equipo apegado a una idea de juego y con mucho compromiso a nivel general. En esta nota, repasamos algunas claves de la goleada ante Rosario Central. 

1- Densidad en sector ofensivo: Todos los ataques del equipo de Pusineri tuvieron implicados, de mínima, a cinco de sus futbolistas en la zona de finalización. Importantes las proyecciones de Sánchez Miño y Fabricio Bustos para darle amplitud a las jugadas con el propósito de ensanchar al rival y generar espacios en la zona media. Atacar por fuera para terminar por dentro.

2- Adaptarse a las situaciones: En un encuentro, naturalmente, el rival tendrá un lapso de tiempo en la que tendrá el balón, ya sea por el instinto lógico de intentar volver a estar en partido o por bajar el ritmo de juego ya que es imposible mantener una intensidad alta de juego a lo largo del tiempo. En este caso, Independiente supo acomodarse y leer las situaciones para lastimar con el recurso del contra golpe, siempre ocupando las bandas y con pocos toques para finalizar las jugadas, aprovechando las lentas transiciones de Rosario Central . De esta manera, llegaron el cuarto y el quinto gol de la tarde.

 

3- La dinámica de los delanteros: Silvio Romero y Leandro Fernández no solamente están para hacer goles (ayer hicieron uno cada uno) si no que tienen funciones específicas dentro del campo de juego. Se los vio muchas veces descendiendo a la zona de progresión para abrir los caminos con el balón -juego generalmente a un toque- y liberar espacio en campo rival para ser ocupados por los volantes ofensivos Cecilio Domínguez y Braian Romero. Además, los movimientos sirven para quitarle referencias en la marca a los defensores centrales rivales. El mapa de calor de ellos nos permite dilucidar estos automatismos -Fernández izq. Romero der-.

4- La eficacia y la seguridad: Todos los conceptos que marcamos son reforzados por el gol. Ayer, de los 9 tiros a puerta que tuvo el equipo de Pusineri, el 55% terminaron en gol. Un dato no menor es que fueron todos autores diferentes ya que, en los últimos 8 partidos, el único futbolista que había marcado los goles fue Silvio Romero con cinco de seis -el restante fue de Juan Bolado en contra frente a Godoy Cruz-. Desde el sector defensivo la seguridad estuvo en los tiros que fueron interceptados (7 de 17) y las respuestas de Martín Campaña en los momentos donde Rosario Central pudo marcar el descuento.

Si bien es el primer partido, no podemos evitar que se nota una mejoría en muchos aspectos, ya sea del juego colectivo, individual y desde lo actitudinal. No dando ninguna pelota por perdida y mostrando solidaridad con el compañero. Veremos si estas cosas perduran en el tiempo y se logra plasmar la idea de Pusineri, un técnico joven y que sabe lo que significa Independiente. Este es el camino.

 

Deja tu comentario