Martín Benítez: "Sentí que le estaba haciendo daño al club"

Martín Benítez, el ya ex jugador de Independiente, dialogó con los colegas de Fox Sports Radio en donde se refirió a su salida del club. El misionero, que extendió su contrato con el Rojo hasta julio de 2022, jugará en el Club de Regatas Vasco da Gama a préstamo por un año. La opción de compra es de 4 millones de dólares.

Para comenzar, Benítez explicó que fue lo que lo hizo tomar esta decisión: "No estaba teniendo mucho lugar en Independiente y se me dio esta oportunidad muy linda e importante". Y luego expresó: “Contra Fortaleza salí silbado y me dolió mucho. Sentí que le estaba haciendo daño al club y me fui muy triste. Mi familia no pudo ir a la cancha porque el día anterior habían ido hinchas a exigirnos resultados. Todo se fue acumulando y tomé esta decisión. La gente se la agarraba conmigo porque siempre veía la misma cara. Sentí que mi relación con el club estaba desgastada y ya no estaba disfrutando de jugar a la pelota”.

Acerca de la oferta que llegó hace unos años del Galatasaray de Turquía que finalmente fue rechazada, el delantero explicó el por qué: “Yo estaba pasando un gran momento futbolísticamente. Pellegrino pidió que me quede y como yo pertenezco al club y soy un agradecido a Independiente, siempre estuve a disposición de las decisiones que tomaba el club”.

En cuanto a las decisiones del DT, Lucas Pusineri, de no considerarlo entre los titulares, el misionero comentó: “Me dijo que no estaba en sus planes en principio, que me iba a evaluar. Yo estaba hace varios años y creía que ya no estaba para que me evalúen. Además, no quería que él tenga la presión de tener un jugador como yo, que está hace tanto en el club”.

Por otra parte, opinó sobre la actualidad del club y su rendimiento en los últimos años: “Creo que todos los jugadores necesitan cariño y ser mimados. Fueron 9 años jugando en la primera de Independiente donde viví muchas cosas. Hubo más momentos malos porque el fútbol es así y por algo Independiente está como está. Pero uno tiene que ser autocrítico, quizás no he mantenido una regularidad o no le he gustado a los técnicos”. Y luego agregó: “Lo más difícil en el fútbol argentino es mantener una regularidad y hay mucha presión. En el 2017 encontramos una regularidad. Después se fueron varios compañeros y llegaron jugadores nuevos”.

Deja tu comentario