Pablo Moyano: "Hay algunos atrasos, pero los jugadores lo entienden"

Pablo Moyano, vicepresidente del club, dialogó con los colegas de TNT Sports y se refirió, entre otros temas, al atraso salarial de la Comisión Directiva con los jugadores de Independiente.

Para comenzar, Moyano opinó sobre la situación que están atravesando los clubes del ascenso y consideró: "Creo que la AFA y Futbolistas Agremiados tendrían dejar de lado algunas diferencias que tengan y priorizar a las categorías menores. Hay una diferencia abismal entre la Primera División y el ascenso, por eso hay que darle prioridad a esos chicos de la categorías más bajas". Y en la misma línea sumó: "Hoy los clubes están haciendo un esfuerzo importante, al no tener ingresos, de poder hacer futuras ventas a partir de junio. Parece que Independiente es el único equipo del mundo que tiene problemas económicos. Si hasta el Barcelona habla de reducción de sueldos, ¿qué le queda a los equipos de Argentina?".

Con respecto a las deudas del club, el vicepresidente argumentó: "Estos problemas son llevaderos, Independiente no se va a fundir y tampoco va a crear una Sociedad Anónima. Tenemos deudas y la misión del Presidente es ir pagando a medida que hay ingresos. Todavía hay dinero por cobrar de algunos pases y el club se va a hacer cargo de las deudas que tiene".

En cuanto al atraso salarial que la CD tiene con los jugadores, explicó: "Cualquier trabajador al que le tocás el bolsillo o le querés evaluar las condiciones se resiste. Los jugadores viven en Argentina, saben lo que está pasando en el país y por lógica pura siempre hay que ceder algo. No hay problemas con los muchachos, aunque hay algunos atrasos o discusiones, pero los jugadores lo entienden. Tampoco pueden mirar para otro lado con la situación del país".

Finalmente, y para cerrar el tema, expresó: "Esta es una de las peores crisis de la historia, como la del 2001, pero a nivel mundial. Recuperarnos económicamente será duro y largo. El fútbol argentino va a necesitar una mano del estado. Los clubes grandes tienen un poco más de espalda, pero a los del ascenso le cuesta cada vez más”.

Deja tu comentario