Las claves del Huracán 1 - Independiente 3

El Rojo volvió a romper la línea de cinco para el partido más importante del semestre, hasta el momento. La intención de un equipo más ofensivo se vio plasmado hasta el primero de los tres goles. Sin embargo, pese a sufrir con el retroceso en el campo que le permitió al rival empatar, las individualidades supieron hacer peso en el partido y sacaron la clasificación adelante. 

El equipo que comandó Damián Pedro Monzón en este partido salió, desde el parado inicial, con un 4-3-3. Si bien siempre se dice que "el número telefónico" no es lo más determinante en la construcción de la idea de un equipo, este cambio -sacando un defensor y sumando un jugador de corte ofensivo- le permitió a Independiente pararse más adelante en el campo de juego.

Puede ser una imagen de estadio

Tres jugadores bien definidos en la zona ofensiva y Domingo Blanco con Lucas "Saltita" González como encargados de gestar los ataques y ayudar a Lucas Romero en el momento defensivo para que el mediocampo no quede desprotegido. En la creación de juego, el Rojo no pudo conectar muchos pases largos en los intentos de verticalidad y cambios de frente (solo completó el 13% de los que intentó durante el partido). Sin embargo, fue importante el desdoblamiento de Fabricio Bustos para sumar gente al ataque. Inclusive rompe la ecuación con el pase a Palacios para abrir el marcador.

El de Ucacha completó un gran partido registrando 80% de efectividad en pases, 14 entregas en campo propio y 14 en rival, 8/10 duelos ganados, 4/4 regates completados, 3 quites y 7 recuperaciones en 90' (vía Dataref).

Sin embargo, en el aspecto defensivo volvió a sufrir y sobre todo luego del gol. El esquema se modificaba al momento de la salida de Huracán para poder tomar mejor al volante central y los internos rivales mientras que los extremos se encargaban de presionar al lateral según para donde iniciaba el "globo".

Puede ser una imagen de estadio

Pero lo que más padeció el Rojo fue la vía aérea, algo que el local aprovechó para imponerse (en la estadística ganando el 56% de los duelos del partido) si no también en el resultado, exponiendo un poco la falta de marcas dentro del área que no puede solucionar Independiente hace algunas fechas.

Pero si de errores hablamos, el Rey de Copas utilizó a su favor uno muy claro de Huracán que fueron las faltas cometidas. Muchas muy cerca del área y que Silvio Romero pudo capitalizar en el segundo tiempo para ponerse al frente en el marcador. Si vemos en el gráfico, con un poco más de precisión en los remates, Independiente podría haber llevado más de un gol por esta vía. 

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

Antes del gol de Silvio Romero, había ingresado Adrián Arregui por Lucas González (que terminó el partido con una molestia) pero la modificación se utilizó para intentar cerrar el partido con do mediocampistas de contención, uno más nato como el ex Huracán y Lucas Romero soltándose para acompañar el ataque.

Independiente supo sacar un partido adelante que era clave para avanzar de fase. Ahora, le tocará enfrentar la solidez defensiva de Estudiantes de La Plata ¿Volverá la línea de 5?

 

Deja tu comentario