Hay promesa de pago, pero surgió una nueva diferencia

La dirigencia se comprometió a poner al día en junio a los ocho jugadores a los que resta pagarles. Pero ahora hay diferencias en los montos que estiman para la deuda.

Un grupo de jugadores, cansados de promesas incumplidas por parte de la dirigencia, decidiera intimar legalmente al club para cobrar una deuda que en su totalidad alcanzaba casi los 190 millones de pesos. Lo que exigen los futbolistas es que les abonen todo hasta el 31 de marzo, es decir que se pongan al día hasta que comenzó a sentirse la crisis por la cuarentena, puesto que la deuda mayor se registraba desde antes de la pandemia, con casos que arrastraban cuatro o cinco meses sin cobrar. Una vez que esto ocurra, estarían dispuestos a sentarse a hablar con la dirigencia sobre la renegociación de los contratos que se tornaron impagables para el club, que además debe casi 10 millones de dólares en pases de refuerzos impagos.

 En estos días se fueron realizando depósitos para ir poniendo al día a varios integrantes del plantel profesional. Se priorizó a los surgidos de la cantera y a los de salarios bajos e intermedios. Los que todavía no cobraron son los que perciben los haberes más elevados en valor dólar (algunos con tope y un par, libre).

Todavía persisten las diferencias entre los montos de las deudas. Hay cifras que reclaman los futbolistas que difieren de las que maneja la tesorería de la institución de Avellaneda. Por este motivo, los abogados de cada jugador se encuentran dialogando e intercambiando información con el abogado del gremio para clarificar el escenario.

Avatar
Acerca de Ariel Vilachá 337 Articles
Conductor - Editor - Redactor

Deja tu comentario