El repaso táctico de Independiente 1 - Boca 1

El equipo de JCF se volvió a enfrentar a un rival que le propuse la misma disposición táctica y, si bien supo resolver el primer tiempo en las dos fases, los recambios de Boca equilibraron la balanza en el complemento y casi lo termina perdiendo. 

Un nuevo partido clave para la recta final en las zonas donde le volvieron a espejar la disposición táctica a Independiente: una línea de cinco defensores con Capaldo, Zambrano, Izquierdoz, Rojo y Fabra; Medina y Campuzano en el mediocampo y el tridente ofensivo compuesto con Villa, Tévez y Maroni. Pero la diferencia estaba en los comportamientos ante las distintas fases. Pudimos ver a un Boca que optó por la presión alta en 1 vs 1 tratando de cortar rápido la salida del Rojo para lastimar en la transición ofensiva.

 

Mientras que por el lado de Independiente, sobre todo luego del gol de Togni que abrió el marcador, el comportamiento fue adoptar un bloque bajo con las tres líneas para bloquear la zona central del campo de juego y obligar a Boca a intentar entrar por afuera. Fue muy importante Juan Manuel Insaurralde para ordenar a Domingo Blanco con el objetivo de que no se cierre tanto al centro y descuidar el flanco derecho donde Villa intentaba generar superioridad. 

Por lo que, naturalmente, Boca tuvo mucho más la pelota que Independiente pero fue más pronunciado en estos 45 minutos (logrando una diferencia de 40 - 60 en esta estadística) pero con las mismas cantidad de llegadas al arco -seis por lado- por lo que se notó que el Rojo se sintió cómodo con la recuperación y transición ofensiva o jugando directo para aprovechar la rapidez de los futbolistas ofensivos y aprovechar la desorganización del rival en el momento ofensivo.

Pero en el segundo tiempo el recambio de los dos equipos fue lo que inclinó la balanza para el lado del visitante. Si bien el ingreso de Rosa fue beneficioso para el circuito ofensivo del equipo ya que le agrego más criterio con la pelota y técnica por parte del colombiano, Mauro Zárate por el lado de Boca marcó la diferencia. Primero, con la ejecución de la pelota parada ya que la primera pelota que tocó fue una asistencia para que Zambrano empate el partido. Luego, con su función de liberar un poco más a Tévez de la posición de "centrodelantero" ya que sus caraterísticas son diferentes a las de Maroni para poder relevar a su compañero en esa posición.

Así como también para bajar metros y poder generarle espacios a otros futbolistas para que los ocupen y ayuden a la progresión del ataque. Su juego a un toque benefició mucho en cuanto a la velocidad de las elaboraciones del conjunto de Miguel Angel Russo para intentar dar vuelta el resultado.

El visitante se quedó con la mayor cantidad de llegadas en el complemento -superó al Rojo por 8 a 6, rematando también más al arco- y Falcioni intentó cerrar el resultado sobre el final con el ingreso de Arregui para armar un 5-3-2 dejando a Velasco y Roa como las referencias ofensivas. Otro partido importante y que JCF tuvo que planearlo con muchas bajas y de las sensibles (Alan Franco por venta, Silvio Romero por COVID, Lucas Rodríguez por sobrecarga). Con el clásico de Avellaneda a la vuelta de la esquina, Independiente tiene un duro escoyo en Córdoba, ante Talleres, que buscará meterse en la conversación para quedarse con algunos de los cuatro puestos de la zona.

 

Avatar
Acerca de Ariel Vilachá 1352 Articles
Conductor - Editor - Redactor

Deja tu comentario